domingo, 4 de noviembre de 2012

Cuando el chiste ,se hace realidad…



Bueno un libro de humor inteligente, no como se empieza a destilar ahora, que busca la carcajada fácil y superficial, eso lo comentaba el editor, en su epoca.
Resuelve el libro, reuniendo los mejores textos graciosos de distintos autores.
El mundo rie... (florilegio del humorismo internacional). seleccion y traduccion de a. guilmain. tomo I Madrid, edit. Carlos Jaime,. 8º, 263 págs
 Y entre ellos , esta historia ,









No resultaría nada mas allá, sino fuera porque ahora en ebay, se venden ya, libros encuadernados en lotes de color, y en otros sitios de decoración ,se dedican a encuadernar ,como articulo de decoración, te vendían libros, de pergamino encuadernados ,con 5 nervios, y con el titulo caligrafiado, obras clásicas, donde no te explicaban, ni precio, ni que eran los libros en si, si habían mutilado algún libro antiguo, o lo hacían con nuevos…
Y esto me deja, pensando si mejoramos con los años o no.

Y como la señora del texto se queja, de los libros de rustica, y quien iba a tenerlos para decorar la casa, así como un articulo, que he leído hace poco de los tipos de bibliófilo, que no solo los adinerados pueden ser bibliófilos , que se atesora según pudientes, sin desméritos, 

 Y todo esto me llevo a mis orígenes, yo empecé( y sigo )con lo que me puedo permitir, sobre todo con autores de la generación del 98 en adelante, era lo mas antiguo que podía permitirme, que era sobre todo rusticas, y aquí pensaba poner todos mis libros ”rústicos” juntos y mostrároslos, pero resulta que tengo mas de los que pensaba…y me descolocaría la biblioteca, alguno curioso




.

5 comentarios:

  1. Historia curiosa, pero no alejada de la realidad como comentas. Yo se de bastantes que compraron sus libros casi al peso, solo por la encuadernación para adorno. Si ahora dices que hacen lotes por colores ... pues sí, para mi que vamos a peor.

    ResponderEliminar
  2. Aunque no alcanzo a leer la historia desde el smartphone puedo imaginármela. Había una época en que las enciclopedias se compraban porque quedaban muy bien en el mueble del salón flanqueando al televisor.
    Incluso yo no renunciaría a tener el Manual del librero hispanoamericano, los crisolines o los Episodios Nacionales de Galdós en una cuidada y lustrosa edición. Sin embargo mi interés iría algo más allá del simple valor estético.
    Lo que no he podido dejar de observar es tu colección de rústicos en sus profilácticas fundas. ¿Miedo al contagio o a que se reproduzcan como conejos?

    ResponderEliminar
  3. Miedo a lo uno y a lo otro jajaja,como vivo con ellos se me van llenando de polvo, para prevenir un poco,ademas que me preocupa la fragilidad de la rustica,no se si un dia encuadernare algunos...

    ResponderEliminar
  4. La encuadernación es algo que ni me planteo mayormente por temas económcos. Prefiero gastar lo poco que puedo permitirme en nuevas adquisiciones.
    De todos modos, encontrar un encuadetnador bueno que no convierta al libro en un ladrillo debe ser como la búsqueda del Grial.

    ResponderEliminar
  5. Alguna biblioteca aristocrática ha habido que ha guillotinado todos los libros al mismo tamaño para que hagan bonito. Eso si encuadernados en tafilete y con el escudo en dorado en los planos. Claro que pretender que nuestra nobleza además lea ( salvo contadas excepciones) a lo mejor es pedir demasiado.

    ResponderEliminar