lunes, 25 de febrero de 2013

Sobre el estado de la nación, de los libros del padre muerto, que no quieren los zombis



Bueno Post numero 100 pas pas , palmaditas en el hombro y demás, algo que celebrar….sin saber muy bien que poner , en este post, tan significativo… pensé en un libro curioso, de los antiguos,  o raros…de los que uno puede presumir,,,, aun me queda alguno, jejejeje , pero se me juntaron, estas ideas temporalmente, con entrevistas de trabajo, el estado de la nación, y alguna cosa mas…

Con lo cual, idee este post, no intencionadamente, son ideas que me van creciendo y cogiendo forma, de forma inexplicable , hasta para mí.

Como ver el estado de la nación, de verdad, desde un punto de vista bibliófilo…

Y como vemos, la evolución de un país basándonos en libros, libros vendidos, libros publicados, numero de éxitos de venta, marcha de las editoriales, contaje de tweets, sobre libros…no , buscamos la percepción subjetiva de turno, coges y te vas al mercadillo, que conozcas, y miras lo que encuentras, igual que un detective , viendo la basura que tienes, ves el nivel de gastos, si eres un profesional , cuantas facturas , si compras productos de marca, o si tienes un@ amante…

Después de la vuelta por allí. Vuelvo con las pesquisas,,, mercadillo Valladolid zona Estadio

Conclusiones:

  •  Se venden más libros, cada vez hay más puestos, que ponen alguna clase, de libro de segunda mano, eso quiere decir que vamos, muyyy mal, como sabéis,  seguro. Los libros, son de las ultimas cosas, que se desprende uno, cuando las cosas van mal, por percepción de valor, respeto,,,,ej:un anticuario va a una casa, y le pueden vender casi cualquier cosa, la cama , los ajuares de la abuela , pero como se interese, por los libros de una estantería, aunque no tengan valor monetario , no los venderán… y libros nuevos, pocos, porque con esta economía no se venden, se coge un ebook , se piratean y con toda la razón del mundo.(esto lo defiendo, en los comentarios ,que me hagáis, los que no creáis, que es así, o no debiera ser así)

  • Los libros se venden maltratados en montones por un euro, por poco dinero, ni respeto, eso quiere decir que hay cantidad, de ellos y cada vez tienen más, que los que los venden, no tienen idea, en comparación de antes , que sabían demasiado bien, lo que tenían.

  • Hay tanta montonera y libros puestos, que hay algunos que se les pasa a los zombis, habituales de aquí, zombis def= bibliófilo, librero, listillo, que se va al mercadillo a las 8 de la mañana, según descargan, la linterna opcional, para pillar, lo bueno, antes que nadie, yo solo estoy a medio convertir, paliducho y con ojeras, fui un día, hace años, a las 8 y no había, ni puestos, jajajaj ,lo que quiere decir ,que me queda para escoger, lo que los zombis no quieren, serían los libros que están escondidos, en el servicio, esperando a que los zombis se vayan , a otro puesto a asaltar…hasta, que llegan los buenos .

Y eso me lleva, a los libros del padre muerto, bueno resulta que esto es lo que rescato, después del paso de los zombis…


Toda la colección de libros de poesía,  del padre Máximo González del Valle, a un precio realmente competitivo…libros de poesía de los años 70-80, de varios autores, que se los dedicaron …, unos conocidos ,otros no tanto, este hombre debía tener, por alguna reseña más de 500 premios literarios, y ni la más mínima reseña en internet… lo que nos dice, que era vivir y morir, antes de internet, ahora cualquiera pasa a la posteridad… a menos, que sea concursante, de gran hermano jajajaja. Y que la cosa esta mal, si la iglesia, o los familiares han  malvendido, todos los libros  personales de este poeta.








La primera edición española de cien años de soledad , bien escondida, huyendo de los zombis, esperando la ayuda, para salir de donde estaba enterrada , entre compañeros muertos, desgarrados, desojados, desencuadernados, en un montón… de a euro, el libro.


Un libro dedicado por Otto morales benitez,




Que ya es raro, que un libro del 76, dedicado por un finalista del príncipe de Asturias, aparezca tras el paso de los zombis, que estos, no son de los lentos y tontos, corren los J**** y listos, que preparan, hasta emboscadas, jejejeje 


dedicado, no estoy seguro ,si a este hombre





Y un par de libros para acompañar…


Que nos dice esto que los mercadillos, estén más llenos de gente que nunca, que se vendan más bienes de los que no se sueltan, que se vendan baratos, que los zombis dejen estas cosas, porque buscan bocados más suculentosya solo buscan carnaza selecta…

Nos da una imagen del estado de la nación, donde solo los que tienen pasta, pueden comprar libros buenos o muy buenos, a los zombis ,y que los que los vendieron, los malvenden a su pesar por necesidad y que hay más que nunca…que la clase media se desvanece, y que estamos en economía de guerra, lo sepamos o no.

Y para colmo que políticos, pero que políticos tenemos, sniiiffffffffff sniffff suspiro, cuenta hasta diez, y bocadillo a lo Mortadelo y Filemon gritado a los cuatro vientos….


Bueno llegue al fin del post numero 100 ,agradecido a los seguidores, familiares  ,amigos y demás gente, con resistencia a mis desvaríos.

3 comentarios:

  1. Y que yo tenga una primera edición de 100 años de soledad como la que muestras y que no la encuentre... Perdona que no comente el resto de la entrada pero ya estoy de mala leche. ¿Dónde coño estará?

    ResponderEliminar
  2. Me esta pasando a mi, con otro libro, y si que es frustrantre ..., y es que alguno tiene vida propia,,, jajaja como los cables y los calcetines, jajajajajajja

    ResponderEliminar
  3. Bueno, también es jodido comprarte uno y comprobar que ya lo tenías....
    Lo peor es que no aparezca, aunque lo sigas teniendo oculto entre el resto, entonces comienzas a dudar de todo y de todos...
    Lo más lógico es que termine apareciendo, me ocurrió con varios que, por alguna razón, los recordaba de otro tamaño o color de portadas, y no hacía más que pasar por él sin verlo realmente.
    ¡Suerte en la búsqueda! Redescubrirlo será como una nueva adquisición pero esta vez a coste cero.

    ResponderEliminar